• Judith O

Camino de la Lengua Castellana

Actualizado: 8 de jul de 2019

En mi afán por descubrir cosas nuevas, diferentes y , por supuesto, con un objetivo claro que es no rodar por rodar, aquí os dejo otra ruta interesante. Una ruta centrada en el idioma castellano (español)

Seguro que ya conocéis estos lugares, pero si leéis sobre ellos, los veréis de una forma diferente....

Pide el mapa de la ruta en .gpx

Ver ruta en Google Maps





Las primeras manifestaciones escritas en lengua castellana, las Glosas Emilianenses, aparecen en San Millán de la Cogolla, Patrimonio de la Humanidad desde 1997.

Y aquí comienza nuestra ruta...



En San Millán de la Cogolla se encuentran los monasterios de Suso y Yuso, de gran importancia tanto por su patrimonio arquitectónico como por la labor cultural desarrollada entre sus muros.

Pasear entre los muros de estos monasterios y por sus aledaños incita a la contemplación, al paseo y al descanso, disfrutando a la vez del bello paisaje que ofrece el valle del Cárdenas, en la sierra de la Demanda.



El Monasterio de Suso se construyó durante los siglos VI al XI, sobre el solar de un oratorio fundado por San Millán, pastor ermitaño.

El lugar resurgió en el año 923, después de la conquista de Nájera por Sancho III el Mayor.

En el interior puede verse, en la galería de entrada, el sepulcro de Los Infantes de Lara. Las cuevas son la parte más antigua del monasterio y en ellas se encuentran sepulcros apiñados y superpuestos de personajes sin identificar. En la cueva central, que en los primeros tiempos sirvió de oratorio, estuvo enterrado San Millán, hasta el año 1030, momento en el que Sancho III el Mayor hizo levantamiento solemne de las reliquias, que ahora se encuentran en el Monasterio de Yuso.





El Monasterio de Yuso es conocido como “El Escorial de La Rioja”.

Fundado en el siglo XI, fue reconstruido en los siglos XVI, XVII y XVIII.





La importancia de Yuso no radica solamente en los documentos celosamente custodiados en su biblioteca, como el facsimil del primer texto del que se tiene conocimiento en romance castellano, Las Glosas Emilianenses; también en sus obras de arte, pinturas de los siglos XVII, XVIII y XIX; y, sobre todo, en la arqueta de las reliquias de San Millán, cubierta de oro, piedras preciosas y placas de marfil que narran la vida y milagros del santo en sus relieves románicos.

Cuenta la leyenda que el rey García intentó llevar a Nájera, en un carro tirado por bueyes, las reliquias de San Millán en 1053, pero los bueyes se detuvieron y no logró alejarse. En el lugar donde se detuvo el carro construyó el monasterio de Yuso para depositar los restos del santo.

La arqueta fue expoliada en 1809. Actualmente se puede ver una réplica. La original está siendo reconstruida.







Continuamos nuestra ruta en dirección a nuestro próximo objetivo... Santo Domingo de Silos.

.....Podemos ir directamente por la LR-113, o bien dar un pequeño rodeo y aprovechar para visitar Santo domingo de la Calzada y Burgos.

Santo Domingo de la Calzada debe su nombre al santo del siglo XI que construyó puentes y calzadas para los peregrinos y levantó además un hospital para los viajeros, hoy convertido en parador.

La tumba de Santo Domingo se encuentra en la catedral de esta misma población, que forma parte de las del Camino de Santiago.





#Burgos jugó un importante papel en la historia política y militar de España.

En la Casa del Cordón los Reyes Católicos recibieron a Colón a su regreso en 1497. En la iglesia de Santa Gadea hizo jurar el Cid al rey Alfonso VI que no había participado en el asesinato de su hermano mayor, e rey Sancho II.







También su catedral, con el Papamoscas



Ya en #SantoDomingodeSilos...

Este monasterio tiene una vinculación directa con la historia del castellano ya que aquí se escribieron las Glosas Silenses, otra de las primeras manifestaciones escritas en castellano.





En el monasterio se encuentra el afamado ciprés al que Gerardo Diego dedicó sus versos;

La prosperidad que llegó a alcanzar el monasterio se debe en gran medida a la persona que dio nombre al lugar, Santo Domingo de Silos, quien se instaló en este lugar (1041) tras dejar su cargo de prior en San Millán de la Cogolla. La figura del Abad Domingo de Silos tuvo tanta fuerza que tras su fallecimiento el lugar se convirtió en un centro de peregrinación debido a los milagros que el Santo había realizado. La afluencia de peregrinos y la creciente actividad llevó a ampliar el monasterio hasta que el conjunto alcanzó grandes proporciones.

Los fieles, en su mayoría analfabetos, aprendían la Historia Sagrada gracias a las representaciones escultóricas de su claustro, reflejadas en columnas y capiteles.



Los monjes gestionaron en la Edad Media un hospital y una leprosería y así se familiarizaron con la botánica. De esta actividad aún se conserva una farmacia de principios del siglo XVIII (1705). Las instalaciones estaban integradas por el jardín botánico especializado, el laboratorio bioquímico, la biblioteca y el botamen.



La biblioteca contiene cerca de 400 volúmenes, algunos del siglo XVI y más de los siglos XVII-XIX. Destaca un magnífico Dioscórides (1525) con excelentes dibujos de animales y plantas, que se convertía en necesaria consulta de los boticarios del monasterio, o de los elaboradores de licores de hierbas. El botamen está compuesto por cerca de 400 jarros, todos ellos de loza, hechos expresamente para la botica de Silos, con el escudo del monasterio.

Camino de Valladolid, por pequeñas carreteras entre trigales, no dejéis de parar en Lerma. Población de aspecto grandioso gracias al deseo de notoriedad del duque de Lerma, controvertido favorito de Felipe III y ministro desde 1598 a 1618.

El espectacular palacio ducal, ahora ha sido convertido en parador.