DESPLEGABLES

.Fotografías

23/8/16

Desafío... "CUMPLIR UNA PROMESA"



Pontón, Tarna, San Isidro, Piedrafita, Pajares, Cubilla, Ventana, La Mesa, Somiedo, Leitariegos, Cerredo, Cienfuegos y Acebo, y aún le he sumado los más emblemáticos para nosotros los moteros... Casielles, Fitu, Anglirú y Lagos de Covadonga.


Son los 17 puertos que subiremos corriendo para cumplir mi promesa... Os acordáis del corsé de hierro que me enfundé todo el verano pasado? pues me prometí que si la recuperación era completa y podía volver al 100 % a la moto, subiría todos los puertos de carretera de salida de Asturias corriendo.

Tal vez una velita, que es lo típico, habría sido lo más fácil, pero ¿alguna vez me he conformado con hacer sólo las cosas fáciles?


Juan y yo llevamos meses entrenando.
Juan es de mi tierra, de Villaviciosa, tiene 29 años y perdió la vista a los 16. Todos le conocemos por su gran coraje y valentía, por su fuerza de voluntad para superarse día a día a pesar de las dificultades que la vida le ha planteado.



Su ilusión siempre había sido tener una moto, así que tal vez por eso nos hemos entendido perfectamente, y ha querido acompañarme en esta nueva y diferente aventura. 


Juan me ha enseñado muchas cosas, la más importante es que nunca se rinde. 

A los dos nos cuesta subir cuestas; a veces paramos para recuperar un poco, pero nunca daremos la vuelta antes de llegar a la 'cumbre', como él los llama.  
Una cuerda de 20 cm nos lleva juntos desde la salida, pero cuando las pendientes se ponen difíciles nos cogemos de la mano y casi sin decir nada respiramos más fuerte y seguimos.



Hacemos muchos km corriendo, y casi todos son por carreteras comarcales, estrechas y con poca visibilidad por esto, nunca salgo sin mi #SPOT, y Juan se siente más seguro desde que conoce su funcionamiento.


Algunos amigos y conocidos nos siguen desde sus casas, les gusta ver cuando salimos y como vamos avanzando en los puertos más largos, solo tienen que estar pendientes de su correo electrónico o entrar más tarde en la web y ver todo el recorrido.
Otros se unen a nuestra causa y nos acompañan en algún tramo que les queda próximo.


El miércoles pasado dábamos comienzo a esta aventura de aventuras en El Fitu, en la Sierra del Sueve, Comarca de la Sidra... mañana el Pontón y Casielles...

No hay un día para terminar, no hay fechas concretas, pero de algo estoy segura, yo cumpliré mi promesa y Juan será quien me ayude a lograrlo.





































2/8/16

la aventura de NO SABER DONDE ESTOY...

En todos mis viajes ha habido más de un momento en el que no sabía donde estaba o que día de la semana y del mes era... Han sido, sin duda, los mejores momentos.


Con Spot, tú  si puedes saber donde estoy y cuando... Me lo cuentas a la vuelta?

No entendería viajar en moto sin perderme. Sin tener que preguntar que dirección tomar o que lugar es más bonito; En cual se come mejor o donde se duerme más económico.

Si dejas que tu propio viaje te sorprenda, te haga compartir una sonrisa y te enseñe algo nuevo, será una aventura perfecta.

Mi consejo, el consejo de Cavafis....   y soñar muy lejos!!!

Cuando emprendas tu viaje a Itaca 
pide que el camino sea largo, 
lleno de aventuras, lleno de experiencias. 
No temas a los lestrigones ni a los cíclopes 
ni al colérico Poseidón, 
seres tales jamás hallarás en tu camino, 
si tu pensar es elevado, si selecta 
es la emoción que toca tu espíritu y tu cuerpo. 
Ni a los lestrigones ni a los cíclopes 
ni al salvaje Poseidón encontrarás, 
si no los llevas dentro de tu alma, 
si no los yergue tu alma ante ti.

Pide que el camino sea largo. 
Que muchas sean las mañanas de verano 
en que llegues -¡con qué placer y alegría!- 
a puertos nunca vistos antes. 
Detente en los emporios de Fenicia 
y hazte con hermosas mercancías, 
nácar y coral, ámbar y ébano 
y toda suerte de perfumes sensuales, 
cuantos más abundantes perfumes sensuales puedas. 
Ve a muchas ciudades egipcias 
a aprender, a aprender de sus sabios.

Ten siempre a Itaca en tu mente. 
Llegar allí es tu destino. 
Mas no apresures nunca el viaje. 
Mejor que dure muchos años 
y atracar, viejo ya, en la isla, 
enriquecido de cuanto ganaste en el camino 
sin aguantar a que Itaca te enriquezca.

Itaca te brindó tan hermoso viaje. 
Sin ella no habrías emprendido el camino. 
Pero no tiene ya nada que darte.

Aunque la halles pobre, Itaca no te ha engañado. 
Así, sabio como te has vuelto, con tanta experiencia, 
entenderás ya qué significan las Itacas.

C. P. Cavafis. Antología poética.