DESPLEGABLES

.Fotografías

22/5/15

Érase una vez... un asiento LoloPámanes

Mira que he hecho kilómetros pensando que no era cosa del asiento...


Ese dolor en la espalda; las rojeces en el coxis convertidas, a veces, en pequeñas llagas; hormigueo en las piernas.

Tengo la mala costumbre de rodar muchos kilómetros seguidos, siempre por pura necesidad, porque, lo que me gusta, es ir poco  poco y disfrutar de cada detalle.

Barcelona, Teruel... son lugares que frecuento y hasta donde voy de un tirón parando únicamente para repostar y un café rápido.

Claro que me canso, como todo el mundo, y a veces, se me hace eterno; más que nada por no poder perder todo el tiempo que me gustaría en las carreteras secundarias, que hay muchas que llevan al mismo destino; los pueblos, cambiantes en cada comunidad; y la gente que me cruzo, que seguro que tienen ganas de contarme alguna anécdota.

En su día mandé rebajar el asiento de Walkiria para llegar mejor al suelo. Aún no conocía a Lolo y sus artes del tapizado. Fue cuando iba a ir a Marruecos. Como siempre digo, en carretera te las arreglas para apoyar el pie sin mayor dificultad, pero cuando te metes en lo marrón es diferente.
El caso es que más bajo si era, pero más cómodo no, aún habiendo puesto un pequeño parche de gel.

Conocí a LoloPámanes y mi vida cambió... (risas)


No sé cuantas cosas se pueden decir de un asiento. No de un asiento cualquiera, de un asiento de moto. Y cuantas se pueden decir malas o cuantas buenas. Pero si sé que el asiento que Lolo hizo para Walkiria ha cambiado mis viajes en moto, incluso las más pequeñas rutas.

-Llego mejor al suelo. La diferencia esta en que no solo hay que rebajar el alto, también el ancho.


-Tengo un apoyo a la altura de los lumbares, imprescindible para apoyarme y descansar la espalda. Los kilómetros harán que la espalda me moleste, pero cuando ya lleve más de 500/600 y con menos intensidad


-El gel en todo el asiento y la calidad del mismo es tan espectacular que me gustaría ponerlo en el sofá de mi casa para ver la Tv. Es una sensación de confort única. Solo al tacto ya se aprecia.


-El calefactado... que os voy a contar a los que, como yo, rodamos en invierno igual que en verano.

Jajaja... recuerdo que cuando Lolo me preguntó si le ponía calefactor, le dije, -yo por el trasero no siento frío- (risas)  Lolo me explicó que tener dos puntos de calor hacen que el cuerpo no se destemple con tanta facilidad. Y es totalmente cierto, comprobado. Se agradece un montón.


-Y algo que, aunque no es imprescindible para el cuerpo, sienta muy bien al alma... el asiento personalizado.

Tanto si sois de pequeñas rutas, como de largos recorridos. Tanto si llevais una scootter como una r o una custon... no dudeis en darle un capricho al cuerpo!!! merece la pena, muy mucho.

Gracias Lolo!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!




14/5/15

Sobre el BoosterPlug...


BoosterPlug se presentaba, par muchos de nosotros, en MotoMadrid, este mes de abril.

Claus traslada a España un dispositivo usado ya en gran parte del mundo, pero que en nuestro país no era muy conocido aún.  

Este dispositivo para motos de inyección y de alta cilindrada, aumenta el rendimiento de nuestras motocicletas.

Reacción del acelerador mas suave.
Aceleración más rápida.
Quita los saltos a bajas revoluciones.
Ralentí más fuerte.
Reduce el efecto "puf" en el escape.

El Booster Plug se coloca, de forma muy fácil, entre el sensor de aire, que está situado en el filtro de aire y la centralita de la motocicleta.
No es necesario cortar ni empalmar cables, ya que el dispositivo viene provisto de conectores específicos para cada marca.
Después colocamos el sensor del BoosterPlug alejado de cualquier fuente de calor y sujetamos todo con bridas.





Ahora que ya he hecho unos cuantos kilómetros con el BoosterPlug colocado en Walkiria, puedo hacer una crítica objetiva.

Acostumbrada a conducir distintos modelos y marcas, procuro adaptarme rápidamente al funcionamiento de cada una de ellas.

Pero... hay detalles que se notan rápidamente, la respuesta de aceleración, sobre todo a bajas revoluciones; el ralentí; los cambios de velocidad, tanto a bajas revoluciones como en situaciones más comprometidas...

La diferencia ha sido muy notoria. Walkiria va suave como la seda, y dentro de la brusquedad de mi conducción, los tirones son casi inapreciables.

Hay tres situaciones en las que he notado la mayor diferencia.
-Cuando en una comarcal encuentras un camión al que no puedes adelantar. Siempre hay una velocidad que te queda muy corta y otra que va muy larga y comienzan los tirones.
Con este dispositivo eso se terminó; puedo ir en cuarta o quinta tranquilamente, sin ningún tirón.
-Lo mismo pasa cuando, por una carretera virada, pero fácil, en vez de cambiar de velocidad, simplemente sueltas el puño. La moto no dará ni un solo tirón; entras y sales de la curva sin ningún problema, suavemente.
-En las trail si sueltas el gas, la moto desciende la velocidad rápidamente; tanto al reducir la velocidad como al volver a acelerar, los tirones son comunes, y más si vas en una marcha alta. Con Booster Plug, esto no sucede o es casi inapreciable.

En cuanto al consumo, que controlo continuamente, en Walkiria, es el mismo o casi inapreciable.

Claus me dice que lo normal es que el consumo aumente un poquito, un 2 %.

Os cuento...
Cada repostage pongo a 0 el Trip-1.
Controlo cada depósito después de haberme dado cuenta de que, según que estación de servicio, los kilómetros recorridos varían notablemente. 
Quiero decir, el depósito lleno, a la misma velocidad aproximada; por las mismas carreteras nacionales o comarcales; el mismo piloto, yo; puede variar de 450 km a 527 km, como ya me ha pasado.

Por mi parte, y para evitar estos desfases,  he decidido repostar siempre en dos de las marcas conocidas, me ofrecen más confianza. Creo que Walkiria se merece un combustible que esté a su altura.

Walkiria siempre ha consumido entre 4,5 y 5,2 l/100km. Dependiendo si se rueda por ciudad, por una nacional a 90 km/h o por autopista a 130 km/h.

En la última salida, de 1800km el consumo estuvo entre los 4,8 y 4,9 l/100km.

El consumo sigue estando en el margen que tenía antes de colocar el BoosterPlug.

También he pensado que puede variar el consumo según la temperatura ambiente a la que se ruede. No es lo mismo rodar con 35º que a 2º como el martes pasado cuando llegaba a Asturias. A bajas temperaturas, con BoosterPlug o sin él, la motocicleta consumirá un poquito mas.

Por todo ello...

TOTALMENTE recomendable en las trail.

Me imagino que para las "r" también será un cambio espectacular.



En Asturias contamos con un taller especialista que distribuye y coloca el BoosterPlug... Motosystem.

Juanjo, y el resto de personal, estarán encantados de facilitar mas información y aconsejar sobre su uso.

Por mi parte... podéis contar conmigo para cualquier duda sobre su adquisición y colocación 


11/5/15

Trip&Track 2015



1 de Mayo de 2015

Llegaba al camping de La Noguera, en la población Leridana de Sant Llorenç de Montgai, después de 10 horas de rutear desde Asturias y hacer alguna que otra parada, para un café en buena compañía.




Las espectaculares instalaciones del camping gozaban de un bullicioso ambiente de motos y pilotos dispuestos a lanzarse a las  pistas para convivir en lo que sería la primera prueba en España de estas características.

La Trip&Track, organizada por Motoabast, con la colaboración de AMM, es una prueba 80% off-road para motocicletas trail de mas de 150 kg de peso.
350 km muy intensos.

Muchos de los participantes ya se encontraban rodando por las pistas que al día siguiente serían el escenario de esta gran aventura...

La prueba se desarrolló por equipos de tres pilotos.
Una vez más yo formaba parte del equipo MotosX1000, que grabaríamos la experiencia para el programa televisivo Motos Garage Tv, que se emite los viernes, a las 21 horas, en Canal+, Euskatel, TeleCable...


Mis compañeros Xavi Reyes y Josep Chaume,  TODO un equipo, me presentaron a la que sería mi máquina, una BMW F800GS de serie cedida para la ocasión por BMW Motorrad.

Josep y Xavi rodarían con otras dos BMW 800GS cedidas por Touratech para probar, en estas situaciones más intensas,  la nueva suspensión y las maletas con sus soportes, que esta marca ofrece.

Yo había tenido ese modelo de BMW años atrás y sabía que, sin haber bajado un poco las suspensiones, no llegaría al suelo.

Cuando ruedas por carretera terminas adaptándote a esa circunstancia. Te descuelgas cada vez que paras y haces uso de algunos otros truquillos. Pero en off es diferente. En los momentos difíciles es importante llegar con el pie al suelo y dar un pequeño impulso que te haga recuperar la estabilidad.

No era el momento de dudas ni miedos. Eso nunca!! coloqué el GPS con el track.

El tripy, facilitado por Naviservi para todos los equipos participantes,  lo llevaría Josep que es el más experimentado de los tres, por su trayectoria en campo.
Solo es obligatorio un tripy por equipo. Los wypoints fotográficos y de control es obligatorio, que los tres pilotos, los pasen a la vez.

Después del briefing de la mano de Pere Font, de Motoabast, Juan Carlos Toribio, de AMM y Rafa de Naviservi; y con las ideas más claras sobre lo que nos íbamos a enfrentar al día siguiente, nos fuimos a cenar.



Más tarde que pronto, a la cama para descansar. Solo un  par de horas, antes de que sonase el despertador a las 5:30 h.


A las 7 horas del sía 2,  se daba la salida al primer equipo.

Sin tardar comenzaría uno de esos días -más largo- ... (risas)


El primer wypoint fotográfico  pasó sin pena ni gloria, pero ya era un objetivo conseguido.



La organización nos había prometido un almuerzo en el camino. Caray que almuerzo! El -pancetapoint- (risas)





Ya se comenzaba a notar la diferencias en los tiempos; unos se iban ya almorzados y otros llegaban ansiosos. Aunque era lo que menos preocupaba a todos.
El -pancetapoint- fue un momento de esos, que aprovechamos bien, para reirnos de las peripecias que ya habíamos sufrido en el tramo recorrido.

A los 160 km se encontraba el segundo waypoint fotográfico. La subida hasta allí fue la más bonita de todas, grandes losas escalonadas y algún que otro reguero que fueron salvados son destreza.

Condición indispensable... las protagonistas, las tres motos del equipo, en la foto.




Entre foto y grabación iban pasando los km, y se iba notando el cansancio.

Una de tantas piedras encontradas hizo que la rueda delantera de la moto de Josep se pinchara.

Habíamos llevado un spray reparador de pinchazos, pero no pudo continuar mucho más.




A demás del tiempo que ya estábamos perdiendo  con las grabaciones el pinchazo nos retrasó hora y media más.




No faltaron los momentos, a lo largo del camino, para echar unas risas e intercambiar impresiones con otros pilotos.
Esta vez con los hermanos Toribio y el equipo MuebleW... (risas)





Con Llordi Llauradó...


Llegamos hasta la bifurcación que dividía la ruta en dos. La más larga y completa de 350 km y el atajo que nos llevaría de vuelta al camping en menos tiempo, por carretera.

Decidimos, por unanimidad, a pesar del cansancio que ya hacía mella, que el objetivo era hacer el recorrido completo.

Cuando llevábamos 274 km dolían las manos, la espalda, el hambre... y hasta las orejas.
En ningún momento dudé que terminaría la prueba, pero si me estaba dando cuenta de que apenas me sostenía en pie cuando parábamos.




En este waypoint de control no podíamos hacernos una idea del tramo que estábamos a punto de comenzar. Los peores 40 km de todo el recorrido.

Hasta aquí no se me había dado del todo mal y aún no me había caído ninguna vez.

Yo conducía despacio, con cuidado y sin arriesgar demasiado, para no causar problemas al equipo.

Pero curvas muy cerradas en pendiente, con montones de grandes piedras sueltas, me tiraron un par de veces al suelo.

El cansancio y el dolor eran muy acusados a estas alturas, y Xavi me ayudaba a levantar la moto a pesar de que él también se encontraba bastante tocado.




Por suerte, las consecuencias de nuestras caídas, tan solo quedaron en ataques de risa.

A las 21.17 horas, y totalmente de noche, pasábamos el último punto de control.


A las 21:50 h. entrábamos al camping orgullosos de haberlo conseguido.



Roser Puig y Judith Obaya, dos únicas participantes femeninas en la Trip&Track,  y las dos la terminamos, en su totalidad,  con éxito.

Será un programa estupendo. Se emitirá dentro de un par de semanas. Pero aquí tenéis un previo para ir haciendo boca.


Hubo momentos muy duros. Momentos en los que la mano izquierda ya no podía apretar el embrague y lo sujetaba como podía con los cuatro dedos a la vez; y los trapecios parecían un hormiguero en pie de guerra. Pero al día siguiente lo habría vuelto a repetir.


El domingo por la mañana, ya recuperados, no dejábamos de pensar en que, en equipo, todo es posible; y preparábamos nuevas aventuras para todos vosotros.



El equipo MotosX1000 felicitamos a la organización por su esfuerzo y buen hacer, e invitamos a todos los pilotos de maxitrail a participar en sucesivas ediciones.